Archivo de la etiqueta: HISTORIA

La leyenda de la siembra del agua

agua-siembra

El verano apretaba que ya las sementeras se habían secado hasta las raíces y el calor arreciaba tanto que los animales asesaban debajo de los pocos árboles que aun podían dar sombra; rumiando lo poco que podían obtener, las vacas miraban el pasto seco, rebuscando las pocas yerbas, Sigue leyendo La leyenda de la siembra del agua

La leyenda de la mancara seductora

la-mancara

En la vereda La Esterlina hay un pequeño caserío donde vivió Manuel Torres, un campesino del lugar. Un día varios lugareños entre ellos el señor Torres vieron a una especie de monstruo parecido como al llamado “Hombre de las nieves”, diferenciándose solamente en que tenía forma de gorila y era toda velluda, llevando en su pecho una teta enorme que le colgaba. Sigue leyendo La leyenda de la mancara seductora

La leyenda de las ánimas de la redonda

animas

Juan bautista, era de aquellos viejos que tenían la costumbre de darle garrote a la propia mujer y por encime tener su mochoroca, la que visitaban después de descargar su furia a leña en su mujer. Sigue leyendo La leyenda de las ánimas de la redonda

La leyenda del palo del ahorcado

Ahorcado

Por la carretera que de San Vicente conduce a El Carmen, a una’ hora de recorrido en carro, se llega al puente sobre el río Chucurí, conocido como “Puente Murcia”. En este sitio existió otro puente antes del actual, que fue colgante y de madera. Sigue leyendo La leyenda del palo del ahorcado

La leyenda del duende de Cantarranas

Duende

Pasando el puente las Arañas se encuentra la finca Santa Elena, que hacia 1971 era dueño do n Siervo Hernández y como era costumbre por esos tiempos; todo dueño de finca tenia vivientes que cuidaban cuando el propietario no se encontraban o como simple compañidero.  Sigue leyendo La leyenda del duende de Cantarranas

La leyenda de Don Pascual

don-pascual

En un cañuto de caña de castilla echó un corazón de guañuz y lo dejo durante nueve días, echándole saliva cada mañana en ayunas, sin comer nada líquido en esos días. Al noveno día salió a un monte, junto al río Chucurí; por los lados de Las Arañas y espero el abejón que le preguntaría que era lo que quería. Pascual un tanto nervioso le contestó que entregaría su alma si se le enseñaba todos los secretos y la de ser inmensamente rico. Sigue leyendo La leyenda de Don Pascual

El aviador de plaza de ferias

aviador

Se hacía llamar Míster Wilson, nadie supo si era Alemán o Norteamericano; muchos bebedores compartieron los recuerdos de Wilson como Piloto de combate en la Segunda Guerra Mundial.

Sigue leyendo El aviador de plaza de ferias

El baúl de los tabacos

baul-tabaco

En la vereda de Santa Rosa se encuentra la antigua hacienda de Santa María que fue de Don Juan Gualdrón hace muchos años. Cuentan que una de las patronas era tan avara, llegando a negar hasta un vaso de agua y no permitía darle una limosna tan siquiera a alguien, pues si pillaba haciendo tales favores, perdía el trabajo. Sigue leyendo El baúl de los tabacos

El cabo florido

caboflorido

El Cabo debió sentirse un hombre equivocadamente mesiánico, solo por el hecho de haber nacido en un municipio del departamento del Huila llamado Colombia. Sigue leyendo El cabo florido

Reseña histórica de San Vicente de Chucurí (Versión larga 02)

Resena-historica-de-San-Vicente-de-Chucuri--Version-larga-02-

 

En un canto idílico San Vicente de Chucurí dice:

“DESDE LEJOS CHUCURI
TIENE FORMA DE ALACRAN;
DESDE CERCA NO ES ASI
PORQUE ES BUENO COMO EL PAN.

“PUES SI SEÑORES ES ASI
LO QUE DICEN POR AHÍ:
CERCA O LEJOS CHUCURI
PICA AL TURNO Y AL TRUCHAN
A LA LENGUA MALDICIENTE
SOBRE MONTE FLORECIENTE
SAN VICENTE
TIENE COLA DE ALACRÁN”.

De esta manera Aurelio Martínez Mutis manifiesta en sus letras la emoción de sentir la fuerza del corazón chucureño, un corazón descubierto por Sacramento Tristancho, quien es reconocido como el colonizador de esta tierra. Cuando llegaron los españoles a esta región quedaron asombrados de la riquísima fertilidad de la tierra, la abundante cantidad de quebradas y riachuelos, del Río Chucurí, que por aquella época debió ser muy caudaloso.

Aquí no se trata de repetir la historia de San Vicente de Chucurí sino de resaltar sus rasgos más característicos en lo que lleva de ciento veinticinco años de vida.

Y así con el correr del tiempo, San Vicente de Chucurí ha tenido varias nominaciones que trataban de ubicarse en su riqueza, sus valores, sus costumbres: San Vicente fue llamado “Baustillo de Oro” luego “La Llana” y “La Llana de San Vicente” y luego en la finca “CHIMITÁ ” de propiedad de Sacramento Tristancho donde existe un rancho llamado el Oratorio (lugar donde se realizo la primera misa)” se le llamó Baustillo de Oro de San Vicente.

Según cuenta la historia, nuestro San Vicente era en 1876 Corregimiento; en 1881 paso a ser Aldea y en 1886 se erigió en Municipio. Al parecer el Nombre San Vicente de Chucurí, además de estar acompañado por el nombre del Río, es una inspiración de una raza indígena y aduce a su santo patrono San Vicente ferrer

Se caracterizó por ser un municipio empedrado en sus calles, carreteras y Plaza Central, unas piedras que en su época simbolizaron tradicionalidad, memoria e identidad.

El primer Alcalde fue Sacramento Tristancho. El territorio chucureño esta cruzado por la cordillera de La Paz, flanqueado hacia el Este por las estribaciones de la Cuchilla del Ramo y hacia el sur, por los Cerros y los Montes de María; y así, engalanada por los ríos Magdalena y Sogamoso, San Vicente de Chucurí sigue siendo una de las tierras mas productivas desde sus inicios, en maní, quina,, caraña, otaba, bálsamo del Perú, Algarroba, Palo de Mora, marfil, caoba, cedro y fique.

Tierra cacaotera por excelencia nominándose “LA CAPITAL CACAOTERA DE COLOMBIA”, acompañada del guarapo que ha sido bebida de ricos y de pobres , nunca han faltado los bohemios y amigos de tomar la vida a la guarapera”.
ESQUINA SACRAMENTO TRISTANCHO O LA ESQUINA DE LOS VARADOS”

La esquina del Almacén el Loco hace parte del Alma de San Vicente, donde en muchas horas nocturnas y diurnas el parroquiano puede encontrar albergue “tal vez huyendo del aburrimiento, o para cumplir una cita con su historia, -uno que va a saber-. En fin, en la esquina Sacramento Tristancho todo el mundo saluda a todo el mundo, dando paso a ese sentimiento de amistad que aflora en su expresión, porque “el alma de una esquina es el alma de todos”.

No es perdonable si no mencionamos al Atrio de la Iglesia. Ese sitio de reunión y de encuentro del convite, para disfrutar de las noches, de las conversaciones, de las “confidencias” y de los feligreses y transeúntes.

Bajo este árbol: ”EL SAMAN” de raíces fuertes y consentidas por las palomas, ese lugar donde las voces circulan rompiendo la calma de un pueblo deliciosamente escondido entre las montañas, donde se encuentran los que se buscan y se gustan los que hallan, siendo el verdadero escondite para sus sentimientos.

Y…CUANDO LA COSA ERA A PURA PATA Y A LOMO DE MULA…

DICEN QUE LOS ARRIEROS FUERON LOS PRECURSORES DEL TRANSPORTE CHUCUREÑO. Esos hombres de rostro huesudo, cabello largo, cotudo, brazos largos, delgados, pronunciados, pantalón de dril, con botas arremangadas hasta el tobillo, machete afilado en cinto, cotizas de cuero, sombrero de alón grande y rustico. Con este atuendo, el arriero por caminos de herradura se desplazaba hasta Barranca en travesía, cargando sus encomiendas, sus productos, sus anhelos.

Entre los datos curiosos podemos hablar del primer periódico que tuvo San Vicente: “EL MONTAÑERO” al parecer fue fundado en 1928 por Luis Alejandro Barrera, este periódico de cuatro paginas, de publicación semanal, a cinco centavos por ejemplar, era un espacio donde se plasmaban las denuncias y los abusos de manera jocosa y exagerada: “LADRONES EN SAN VICENTE Y ATROPELLO DE LA POLICIA. la policía recibió la denuncia de un campesino que fue asaltado y al que le robaron doce pesos de su propiedad”.

En 1934 el MONTAÑERO dejo de salir para darle la entrada 38 años después al periódico EL CHUCUREÑO, que posteriormente se convirtió en el TROPICO.

El CHUCUREÑO fue fundado en 1968 por el entonces director del Colegio Camilo Torres: Nepomuceno Virviescas. Así, los chucureños también buscaron maneras de comunicar y compartir su cotidianidad.

Hay muchas cosas que decir de San Vicente de Chucurí, por ahora, disfrutemos de sus memorias, sus caminos y su entereza para ser ahora un verdadero REMANZO DE PAZ.

con un canto final a San Vicente, Guillermo León Lozada dice:

AFINO LA GARGANTA DE MI ALMA
Y COJO EN MIS MANOS LA GUITARRA DE MI MUSA
Y EN ALTA VOZ CANTO UN CANTO DE SANTOS
A UN CANTO GENERAL LLAMADO SAN VICENTE DE CHUCURÍ.

Y FINALMENTE CANTO AL CREADOR QUE TE CREÓ
PADRE SUPREMO DEL UNIVERSO-COSMOS
QUE TE DOY UN CIELO TITILANTE DE ESTRELLAS
Y UNA TIERRA QUE ES LA MARAVILLA DE LOS HOMBRES!”.

“PARA QUE SEPAN, SAN VICENTE DE CHUCURÍ TIENE AHORA FORMA DE ALACRÁN, PERO ES BUENO COMO EL PAN.”

 
Fotografía: Edmundo Ordúz M

 

Agradecemos de antemano  la colaboración que puedan brindarnos complementando esta información en los comentarios.