La leyenda del palo del ahorcado

Ahorcado

Por la carretera que de San Vicente conduce a El Carmen, a una’ hora de recorrido en carro, se llega al puente sobre el río Chucurí, conocido como “Puente Murcia”. En este sitio existió otro puente antes del actual, que fue colgante y de madera. A este punto convergen vías de penetración que conducen a La Colorada, Roma Redonda, La Primavera o Vencedora, veredas hoy considerablemente pobladas.
En la vereda La Primavera existió por los años de 1928 un señor de nombre Pedro Murcia, quien era dueño de grandes extensiones de tierra por esos lugares atribuyéndose su considerable riqueza, según las murmuraciones, a que tenía pacto con el diablo y por eso era muy temido y odiado a la vez, como que Pedro Murcia por eso fue hombre de pocos amigos. Por lo mismo, se le veía andar solo, sin temer nada y que como por aquella época aún no existían las carreteras por aquellos lados, utilizaba mulas para trasladarse a sus fincas que eran varias, y de ellas al pueblo, a donde llegaba y partía solo a lomo de mula como hemos dicho antes.
Un día Pedro Murcia llegó a una de sus fincas proveniente del pueblo, viéndolo los trabajadores bastante agitados y sin que se le preguntara, contó que a la salida de San Vicente, por la carretera a Barranca, en un potrero situado al lado derecho, vio colgado de un árbol a un hombre, siendo exactamente las siete de la noche.
Y desde entonces se corrió la bola, que quien pasara a esa hora por dicho sitio, vería en aquél árbol a un hombre colgado de una rama. Pero algunos verracos no sólo pasaron sino que se metieron al potrero para ver de cerca al ahorcado y nunca lo vieron; pero Pedro Murcia juró y rejuró que él lo vio y no había vuelto a mirar ese árbol porque tenía la seguridad de que vería al ahorcado.
El sitio mencionado por Pedro Murcia, es el mismo que anteriormente sirvió de cancha de fútbol, en el actual barrio Buenos Aires, donde hoy ocupa la escuela de aquel lugar. El árbol fue derribado hace mucho tiempo y parece que se trataba de un cedro.
Hoy en día nadie ha vuelto a hablar ni ver a aquel famoso ahorcado que sólo vio Pedro Murcia, el hombre que tuvo pacto con el diablo, según el decir de las gentes
Escrito por:
David del Moral

 

SU OPINIÓN ES MUY IMPORTANTE

Chucureños han dejado su comentario