rubiela_vargas_diputada

La Diputada Chucureña Rubiela Vargas acusa al Partido Liberal de discriminar a las mujeres

La ‘tormenta política’ que se desató al interior de ese partido obedeció a que Rubiela Vargas, quien es la única diputada actual de esa colectividad que quiere repetir en el cargo, fue inscrita en el octavo lugar de la lista, cuando según cuentas electorales, a lo sumo el liberalismo podría obtener siete curules.

La diputada, quien en las elecciones del 30 de octubre de 2011 obtuvo 16.184 votos, denunció que la decisión de dejarla en un lugar en el que tiene altas probabilidades de perder la credencial, en vista de que la lista irá cerrada, “da al traste con la posición de la mujer en la democracia y la discrimina”.

“Me siento discriminada y extrañada de ver cómo el Partido Liberal discrimina las mujeres, tengo credencial, soy la única mujer que aspirará con credencial activa, y me dejaron prácticamente sin posibilidades electorales. Esto es un atropello”, aseguró Vargas.

Y es que, tal y como fue formulada la lista, el exsenador Honorio Galvis será la cabeza, en los siguientes cuatro renglones estarán ubicados los cuatro diputados que actualmente tienen credencial; en el sexto y séptimo lugar irán cuotas de los congresistas Édgar Gómez y Miguel Ángel Pinto, y en el octavo aparecerá la primera mujer, quien es Rubiela Vargas, lo que para analistas deja mal parada la posición de esa colectividad en términos de representación de género.

“Aunque si bien la lista cumple con el 30% de la representación de mujeres que es exigida por ley, desde el punto de vista político hay una discriminación con la diputada, porque en política se sobreentiende que los que tienen credencial deben tener una ventaja y si a ella se la quitan, hay evidentemente discriminación”, explicó Julio Acelas, politólogo.

Por su parte, el analista Gerardo Martínez señaló que aunque si bien el liberalismo está cumpliendo formalmente con la norma, está desconociendo su alcance: “la ley busca es que se le den reales posibilidades a las mujeres de acceder a cargos de poder. Lo que hicieron en la práctica equivale a desconocer la Ley de Cuotas”.

‘Cobro de cuentas’

La disputa que hoy se vive por la inscripción de la lista liberal tiene sus orígenes en las elecciones legislativas que tuvieron lugar el año pasado y específicamente se remonta a la votación que fue registrada en el municipio de San Vicente de Chucurí.

Rubiela Vargas es oriunda de ese municipio y llegó a la Asamblea, tras haber recibido el apoyo de Miguel Ántel Pinto en las elecciones de 2011, con quien habría logrado los más de 16 mil votos que fueron depositados a su nombre.

No obstante, el favor no habría sido devuelto a Pinto, quien en las legislativas solo obtuvo en ese municipio 448 votos. Este escenario, según varias fuentes consultadas sería la ‘cuenta de cobro’ del congresista.

Aunque al ser consultado Pinto aseguró: “eso no es cierto”; Édgar Gómez, quien también es copresidente de esa colectividad en Santander, indicó que “la verdad es que ni yo, ni Pinto la estamos apoyando, porque cuando uno no recibe apoyo, pues retira el apoyo. Además, ella tiene más posibilidades de salir elegida en la lista cerrada que en una de voto preferente, porque no tiene la votación para llegar sola”.

La diputada Vargas anunció que tutelará.

 

SU OPINIÓN ES MUY IMPORTANTE

Chucureños han dejado su comentario