Isagén y CAS pagan servicios ambientales

La CAS e Isagén realizan el primer pago por servicios ambientales ecosistémicos, a través de la estrategia de BanCo2, en el municipio de Zapatoca, a 27 familias campesinas que habitan en el área de influencia de la microcuenca El Ramo. En Zapatoca la CAS e Isagén efectúan el primer pago por servicios ambientales ecosistémicos.

La directora de la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS), Flor María Rangel Guerrero y funcionarios de Isagén realizan el primer pago por servicios ambientales ecosistémicos, a través de la estrategia de BanCo2, en el municipio de Zapatoca, a 27 familias campesinas que habitan en el área de influencia de la microcuenca El Ramo.

La autoridad ambiental informó que a los campesinos se les hace el pago a través de una entidad bancaria.

“Se ha invitado a las autoridades municipales, comunidad en general y empresarios locales, para que conozcan este proyecto y puedan ver de primera mano, cómo los recursos que llegan como compensación por la huella de carbono, son entregados realmente a los campesinos”, destacó la directora de la CAS.

En general 41 familias campesinas serán beneficiadas con los recursos que aportará Isagén para el programa de pago por servicios ambientales para la conservación y sostenibilidad de bosques naturales mediante la Estrategia de BanCO2 en Santander.

Con la firma del convenio con Isagén por más de $479 millones, familias de los municipios de San Vicente de Chucurí, Zapatoca y Betulia que habitan en el área de influencia de la microcuenca El Ramo serán las beneficiadas.

La CAS igualmente invitó a las empresas y personas para que a través del portal web www.banco2.com calculen y compensen su huella de carbono, promoviendo la conservación de los bosques naturales de la región, y mejorando la calidad de vida de los campesinos que allí viven, y que han optado por conservar bosques nativos y proteger las importantes fuentes de agua.

Otros aportantes

Por otro lado, la Empresa Electrificadora de Santander (Essa), con el aporte que realizó de $1.036 millones al proyecto BanCo2, aseguró el pago por servicios ambientales a 21 familias de los municipios de Charalá y Encino, que podrán conservar aproximadamente 142 hectáreas de bosques naturales, lo que equivale a la captura de 42.782 toneladas de dióxido de carbono al año.

SU OPINIÓN ES MUY IMPORTANTE

Chucureños han dejado su comentario