El Chucureño Bernardo Acevedo, de docente universitario de matemáticas a ‘youtuber’

“Cuando el perro no me entiende, ladra y yo vuelvo a explicar”, cuenta el matemático Bernardo Acevedo, docente jubilado de la Universidad Nacional sede Manizales y, desde hace un año, ‘youtuber’ en formación.

Gracias al impulso de sus hijas, hoy tiene casi un centenar de videos al aire y por lo menos 200 más en producción. Valentina es publicista y se encarga de la edición. Natalia estudia ingeniería civil y, en su tiempo libre, administra el canal ‘1a con Berni’ en la red social Youtube.

Fueron ellas las que le dieron la idea a su papá de publicar su conocimiento en internet, para que fuera de acceso libre y gratuito. Hubo quien le ofreció dinero para montar un curso tradicional, pero él respondió: “Yo no necesito plata, sino el beneficio para el mundo y la academia”.

Hace 12 meses que Berni vive de su jubilación, luego de dictar clases por 36 años en la Nacional. Fue justamente la docencia en esta institución lo que lo trajo a vivir en Manizales, ya que él nació en San Vicente de Chucurí (Santander), como lo delata su acento.

De la misma universidad se graduó como matemático, pero en la sede Bogotá, donde fue alumno de dos profesores que recuerda con mucho afecto: el japonés Yu Takeuchi y el exrector Antanas Mockus, mucho antes de que se lanzara a la política.

Para Bernardo no ha sido fácil aprender a hablarle a la cámara, con el perro como su único espectador. El manejo de la iluminación, calcular el tiempo de las baterías o la falta de un micrófono de solapa le trajeron problemas al principio. Pero con el tiempo los ha ido superando.

Bernardo Acevedo

“La primera cámara solo grababa 20 minutos. Yo solo hablaba por más tiempo –porque mis hijas no siempre pueden estar– y no quedaba grabado”, cuenta.

También fue víctima de la delincuencia. Tuvo que reiniciar la grabación de muchos videos porque los ladrones se le entraron a la casa y se llevaron dos discos duros con gran cantidad de material inédito. Incluso ofreció recompensa, pero no los pudo recuperar.

Nada de esto lo ha detenido en su afán de enseñarle a todo el mundo. Casi literalmente, porque ya recibe correos de estudiantes de varios países de América Latina e incluso de Estados Unidos.

“Yo no me imaginaba que eso lo fueran a ver en el exterior”, asegura. Pero ahora incluso trata de responder a todas las inquietudes. Sin embargo, son tantas que a veces no le da el tiempo.

Tiene planeado subir las versiones escritas de los cursos en archivos de PDF por medio de un blog y enlazarlos a los videos para que sus alumnos virtuales los descarguen sin costo.

“Esto le sirve a estudiantes de cualquier carrera o incluso de colegios”, asegura. Por eso espera que otros docentes se animen a seguir su ejemplo.

SU OPINIÓN ES MUY IMPORTANTE

Chucureños han dejado su comentario